Crítica 'Equinox' (Sin spoilers)

<<Todo en esta serie suma y enmascara una trama un poco floja pero que engancha>>


A Netflix ha llegado una de esas series escandinavas a las que ahora se les denomina "Scandi-Noir", todas esas series con toques de suspense o misterio que provienen de países como Suecia, Noruega o Dinamarca y que están aterrizando en distintas plataformas de streaming. Un ejemplo de ellas es 'The rain' que proviene también de Dinamarca y que, junto con 'Equinox', comparte país de origen y catálogo.


Esta serie viene de la mano de Tea Lindeburg, la que también fue la creadora de 'Equinox 1985' un podcast que adquirió bastante repercusión en su país y no me cuesta imaginar por qué. Una vez comencéis la serie veréis que a la historia le sentaría muy bien ser narrada radiofónicamente y, de hecho, parte de eso se integra desde el primer episodio.



Esta miniserie de 6 episodios de entre 40 y 50 minutos y que se ve asombrosamente rápido (Ya diré por qué me asombra), nos muestra la desaparición en extrañas circunstancias de 21 estudiantes, donde tres de ellos son hallados y culpados de todo lo que paso. Astrid, la hermana menor de una de las desaparecidas, ha crecido y cuando parecía que todo había sido olvidado recibe la llamada de uno de los "supervivientes".


Ahora voy a lo de mi asombro, porque la serie es lenta, muy lenta a veces. Pero sin embargo aún teniendo esa sensación, los episodios vuelan, porque esa "lentitud" le sienta bien y todo suma. La ambientación, el tono, el sonido y sobre todo las ansias de saber más... todo hace que engullas la serie, y por ello quizás, no te agrade tanto el final de le han dado.


Las interpretaciones son muy buenas en general destacando a las dos Astrid, la joven (Viola Martinsen) y la adulta (Danica Curcic), y a su hermana mayor Ida (Karoline Hamm). Como siempre, al igual que todo este contenido asiático del que estamos hablando, recomiendo encarecidamente verla en versión original y es que pierde mucho en todos los sentidos.


Fotograma de la serie 'Equinox'

Suspense, misterio, esoterismo y psicología se entremezclan continuamente a lo largo de los dos tiempos que manejamos en esta miniserie. Astrid, en el presente, se obsesiona con la desaparición de su hermana mientras vemos todo lo relacionado con Ida y como ha repercutido su desaparición en la Astrid joven y su familia.


Somos testigos del pasado y presente paralelamente. De hecho se las ingenian para mostrarnos siempre más de lo que sabe la Astrid adulta, eso hace que siempre estemos varios pasos por delante de ella, y quizás por ello no nos preguntemos cómo está avanzando tanto cuando en realidad está investigando más bien poco. También eché en falta que no se le diera más importancia a un elemento que me resultó muy interesante como es el grimario.


Como he dicho todo en esta serie suma y enmascara una trama un poco floja pero que engancha. Es más, esta serie son de esas que lamento que no se emita semanalmente para dar lugar a conjeturas e hipótesis, ya que es lo mejor que tiene. Puede parecer que no os animo a verla pero simplemente os advierto para que os acerquéis a ella sin pretensiones. Es como lo que comenté al principio, acerca del final de la serie, puede resultar que acaba de una manera un poco ambigua pero es que el como termina no lo es todo cuando has sabido disfrutar de un viaje que os atrapará.

43 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo